12 de enero de 2016

Reseña exprés: "El señor de las moscas"



Título: El señor de las moscas
Autor: William Golding
Género: Ficción
Año de publicación: 1954

Una treintena de muchachos son los únicos supervivientes de un naufragio en el que desaparecen todos los adultos. Enseguida se plante cómo sobrevivir en tales condiciones, y no tardan en crearse dos grupos con sus respectivos líderes. Ralph se convierte en la cabecilla de quienes están dispuestos a crear refugios y a recolectar, mientras que Jack se convierte en el jefe de los cazadores, animados por un espíritu más aventurero. Las tensiones entre ambos bandos desembocan en un enfrentamiento que se resuelve en un baño de sangre. El señor de las moscas es un nombre para el mal en la cultura judía, y este es uno de los temas principales de la novela, junto con la contraposición entre civilización y barbarie y la validez de la disciplina, entre muchos otros.

Opinión


"El cráneo le contemplaba como alguien que conoce todas las respuestas, pero se niega a revelarlas"

Este no es un libro del que esperara mucho ya que mis ganas de leerlo no eran demasiado altas pero a pesar de eso el libro no me terminó de convencer.

El señor de las moscas nos cuenta la historia de unos niños que por una razón (nunca se descubre cuál) terminan en una isla desierta en la que deberán aprender a sobrevivir sin adultos. Ralph y Jack se disputarán por el poder.

La cosa es que a pesar de tener una buena base y sonar bastante interesante, me aburrió más de lo que debería. Sentí que la historia no transcurría, que no me contaban nada.
De las 254 páginas que tiene, la mitad sobra. No hay que negar que está muy bien escrito y tiene unas frases preciosas pero como entretenimiento, deja mucho que desear. Los libros entretenidos y atrapantes, son ágiles, y este no lo fue en ningún momento.

"Caminaron juntos, como dos universos distintos de experiencia y sentimientos, incapaces de comunicarse entre sí"

Jack es intolerante en extremo, no soporta nada y quiere vivir de apariencias. Ralph es la sombra de Jack, totalmente insufrible, nada ingenioso; creen que son totalmente opuestos cuando son el reflejo del otro.
Los únicos personajes que me gustaban, acababan muertos y eso ya es hace bastante triste para mí.

No me gustó en absoluto la "transformación" por la que pasaban los niños, habría preferido ver bien la manera en la que se adaptan a la selva y cómo a pesar de todo, no perdían su humanidad; pero bueno, nada nunca es como queremos que sea.

El final no tuvo ningún sentido para mí. En un momento hay mucho drama, acción y de repente se acaba todo. Terrible, peor que un final abierto es un final apresurado. En fin, si buscan una lectura que los divierta, enganche o simplemente les sirva para pasar el tiempo, El señor de las moscas no es una buena opción. Por el contrario, si deseas conocer una novela Nobel con una base muy interesante, supongo que te gustará.

"Si los rostros cambiaban de aspecto, según les diese la luz desde arriba o desde abajo, ¿Qué era en realidad un rosto? ¿Qué eran las cosas?"


¿Ya lo leíste?
¿Le darás una oportunidad?
¡Nos leemos!

3 comentarios:

  1. Hola^^
    No me llama especialmente la atención y no sé si llegaría a gustarme por lo que descarto leerlo, al menos por ahora.
    un besote

    ResponderEliminar
  2. Este libro me llamaba bastanta la atención pero después de que leer tu reseña no es lo que mas me apetece jajaja. No me gustan nada los libros en los que pasas páginas pero parece que no dice nada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Pues la verdad es que yo lo leí y me fascinó por completo. A mí si que se me hizo una lectura ágil por la forma de escribir del autor y sí me gustó el cambio y el desarrollo psicológico de los personajes. Siento que no la disfrutaras tanto como yo.
    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Tu voz debe ser escuchada!